¿QUE HAY QUE BUSCAR EN UN COMMUNITY MANAGER? II Parte.

Un segundo aspecto importante a la hora de contratar un Community Manager.

 

En la primera parte de este pequeño repaso que ofrecemos, no solo a las empresas si no también a muchos community manager, hablamos de la importancia de ser un buen creador de contenido, sobre todo de calidad.

Ahora queremos hablar de el segundo punto, que a nuestro juicio, puede ser el primer punto en donde un empresario puede llegar a detectar la implicación de un community manager con el trabajo a realizar.

En este caso hablaremos de  como el community manager se implica en el conocimiento de la empresa y del producto.

Este es un factor más que importante y fundamental en el éxito de las diferentes estrategias que se vallan a seguir en torno a la administración y gestión de contenidos de la web.

Conocer la empresa o en su caso los productos que se manejan, como así también el enfoque que la empresa quiere darle a su marca, es uno de los puntos que diferencian entre un community manager y otro.

Existen muchas  formas de completar diferentes objetivos en el  manejo de posicionamiento y rentabilidad de páginas web y por ende de una empresa, pero hay que tener mucho cuidado con los medios que se utilizan para lograrlos.

A día de hoy, es muy fácil hacer que nuestras redes sociales aumenten su cantidad de “Me Gusta” o seguidores, pero cuantos en verdad, son clientes potenciales o usuarios productivos, a cuantos de esos usuarios llegamos de verdad con nuestra marca u oferta. De que vale tener 10.000 seguidores si ninguno de ellos tiene la posibilidad ni el interés en consumir nuestro producto.

Un ejemplo para que tengan una idea, es el de una automotora con sede en Sevilla, donde su Fan Page ostenta los más de 200.000 seguidores. Ahora bien, más de 98% de sus seguidores se encuentran en el continente americano, haciendo inviable que las ofertas que pudieran realizar a sus clientes, puedan desde este medio social, llegar a concretarse en ventas reales.

Esto viene a reafirmar el concepto que manejábamos en la primera de las características de un community manager, donde la calidad va por encima de la cantidad.

De nada sirven las grandes páginas sociales si sus usuarios no son clientes potenciales de el producto que se ostenta.

 

Es por ello, que el análisis que pudiera hacer el agente sobre la empresa, producto y filosofía de la misma  es fundamental, ya que puede resultar contraproducente una mala gestión de las redes, como así también las técnicas que se pudieran emplear para los fines de posicionamiento, ya que las prácticas que pudieran usarse, darán lo que comúnmente conocemos como “Pan para hoy y hambre para mañana”.

Somos conscientes de que una empresa querrá ver sus redes funcionando y aumentando su número de seguidores, esperanzados en que de ellos aumente sus ventas o productividad, pero queremos dejar bien claro que esta ecuación nunca será directamente proporcional, si las técnicas usadas para el aumento de tráfico hacia nuestro sitio web, no son técnicas estudiadas, elaboradas y diseñadas de acuerdo a las políticas de la empresa y en claro conocimiento del producto que se está manejando, así también como el público hacia el cual está enfocado.

 

Para un buen community manager, no existe producto difícil de promocionar, podrá tener más o menos conocimiento de el, pero en su implicación con el mismo están las garantías del éxito. Las carreras hacia un buen posicionamiento de nuestra web, no son carreras de “100 metros”, más bien en términos deportivos, son una “Maratón de 42 Km.”, donde hay que estar preparados y saber manejar los tiempos.

 

 

 

Deja un comentario